Alopecia

Para de aquellos pacientes que luchan contra el cáncer con quimioterapia o, radioterapia en la zona capilar, la pérdida de su pelo puede llegar a ser uno de los efectos colaterales más perturbadores emocionalmente. Este cambio en su apariencia le recuerda la enfermedad que padece y todos los cambios en su vida que tiene que afrontar.

Es importante comprender que no todos los agentes quimioterapéuticos causan pérdida total o parcial del pelo. Lo más indicado es que le pregunte a su médico que reacciones producirá en su cuerpo el tratamiento que van a aplicarle.

La pérdida de pelo por quimioterapia sucede porque la acción de algunos medicamentos contra el cáncer es la de matar células cancerígenas de crecimiento rápido.

Sin embargo, algunas células normales también se multiplican rápidamente, y la quimioterapia generalmente también las destruye. Los folículos pilosos (al igual que las células de la médula ósea y de los intestinos) son células normales de crecimiento rápido y la quimioterapia también las afecta. Hay fármacos que afectan mucho al folículo piloso y producen una caída universal del pelo, incluyendo el de las pestañas, las cejas, las axilas, e incluso el vello corporal.

En casi todas las personas el cabello vuelve a crecer varios meses después de finalizada la quimioterapia. Aunque el nuevo pelo podría ser de una textura o hasta un color diferente al suyo original, esta diferencia es normalmente temporal. Nuevamente le recomendamos que consulte con el médico que le está tratando.

  • Tanto antes de la caída del pelo como cuando este comience a crecer de nuevo tenga en cuenta los siguientes consejos:
  • Antes de que comience a caerse, córtese el cabello.  Esto evitará que su pelo se rompa por los tirones del peinado  y simplificará la limpieza cuando el cabello empiece a caer.

  • Utilice champú y acondicionador suaves y séquese el cabello al aire. Es mejor evitar el secador.

  • Evite emplear rizadoras, rulos y hasta adornos para el pelo.

  • Evite teñirse el cabello o el empleo de sustancias químicas agresivas como los de las permanentes.

  • Cuídelo del sol, así evitaremos su resquebrajamiento y sequedad. Fuera de la casa lleve un sombrero o una pañoleta.

  • Lave el cabello con agua más bien fría, es preferible evitar el agua caliente.

  • Si nota la pérdida de pestañas es recomendable utilizar gafas de sol para evitar que se rompan con más facilidad.

Si  la alopecia va a ser total o prácticamente total puede ponerse una peluca. Es mejor elegirla cuando aún tenga pelo, para que en el sitio donde vaya a adquirirla o en peluquería puedan hacerla lo más parecida posible a su cabello original en corte forma o color. Si decide cambiar de estilo,  también es recomendable hacerlo con tiempo. Por ejemplo puede cortarse el pelo con el mismo corte de la peluca para que el cambio sea paulatino.

También puede consultar en nuestra Asociación como enfrentar esta situación y aprovechar la experiencia de nuestras compañeras.

 

Otra forma de disimular la alopecia es poniéndose pañuelos, gorros o sombreros.

volver arriba

Login or Register

LOG IN